Exposición: Unas pocas herramientas

Inicio / Exposición: Unas pocas herramientas

Unas pocas herramientas

Junto a los restos óseos se recuperaron cerca de trescientos artefactos líticos con los que unos neandertales manipularon los cadáveres de sus congéneres. Muestra de ello son las numerosas marcas de corte y de percusión registradas en los huesos y el hallazgo de varios artefactos líticos que remontan entre sí.

Desde un punto de vista tecnológico y estilístico la industria lítica de la Galería del Osario se encuadra en el llamado complejo Musteriense. El conjunto se compone principalmente de lascas, fragmentos de piedra cortantes obtenidos a partir de cantos de sílex y cuarcita. Los cantos fueron recolectados en las inmediaciones de la cueva y tallados en el yacimiento. Esas lascas fueron utilizadas en estado bruto, a modo de cuchillos, y algunos transformados en instrumentos con el filo dentado, denominados denticulados.

1. El Conde, 2. La Viña, 3. El Sidrón, 4. La Güelga, 5. Sopeña, 6. Esquilleu, 7. La Flecha, 8. El Castillo, 9. Covalejos, 10. El Pendo, 11. Morín. 12. Axlor, 13. Lezetxiki, 14. Amalda, 15. Mugarduia Norte, 16. La Ermita, 17. Cueva Millán, 18. Peña Miel, 19. Gabasa, 20. Els Ermitons, 21. L’Arbreda, 22. Eudoviges, 23. Cova Negra, 24. Bolomor, 25. Petxina, 26. El Salt, 27. Cochino, 28. Cova Antón, 29. La Sima de las Palomas, 30. Los Aviones, 31. Zájara I, 32. Carigüela, 33. Bajondillo, 34. Gorham’s Cave, 35. Pinilla del Valle, 36. Columbeira

El remontaje

Uno de los aspectos más interesantes de la industria lítica de El Sidrón es el hallazgo de numerosas piezas líticas que remontan entre sí. Un remontaje lítico consiste en unir dos o más artefactos en el orden en que han sido obtenidos durante el proceso de talla; también se denomina con este término a la unión de dos o más fragmentos que restablecen la forma original del artefacto. Un remontaje puede ser analizado desde varias perspectivas: en primer lugar, proporciona una información muy valiosa sobre el modo en que los artesanos paleolíticos tallaron los cantos; en segundo lugar, la distribución espacial de las piezas remontadas permite evaluar la integridad estratigráfica, y por lo tanto cultural, de los niveles arqueológicos; asimismo se pueden identificar diferentes áreas de actividad dentro de un nivel arqueológico, siempre que este se encuentre en posición primaria; por último, la presencia de un porcentaje significativo de remontajes pone de manifiesto la contemporaneidad del registro arqueológico.

La distribución espacial de las piezas remontadas ha permitido contrastar de modo independiente el modelo de relleno sedimentario propuesto por la Geología, es decir, la posición transportada de los materiales arqueológicos. La proyección espacial de los remontajes líticos respalda esta hipótesis y demuestra que los restos óseos y líticos del Osario forman parte de un cono de deyección cuyo vértice se localiza en las cuadrículas G-H/8 y G-H/9.

Piloña, cantera de sílex

Las herramientas fueron elaboradas en una roca silícea de origen local denominada sílex de Piloña. Se trata de una roca de gran dureza que tiene un color marrón-amarillento aunque suele aparecer patinada en tonos blanquecinos.

Es suave al tacto y suele tener un módulo pequeño que limita el tamaño potencial de las herramientas fabricadas con ella. Su aptitud para la talla es buena, aunque depende del grado de alteración del nódulo seleccionado.

Este sílex se distribuye por una amplia zona de los concejos de Piloña y Nava. Durante el Paleolítico constituyó una materia prima muy apreciada por las bandas cazadoras y recolectoras de la región cantábrica. Fue transportada de forma regular hasta yacimientos como La Viña, en el valle medio del Nalón, o Llonín, en el valle del río Cares, situados ambos a más de 40 kilómetros del área principal de aprovisionamiento.

Incluso en ocasiones aparece en yacimientos situados a más de 125 km como El Linar, Cualventi o Las Aguas, todos ellos en Cantabria.

Javier Fortea: "había ilusión, había expectativas porque el material que había salido era muy bueno..." Y sí. Las expectativas se han cumplido, incluso se han superado. Esa misma sensación comparte todo el equipo de investigación de El Sidrón.

Universidad de Oviedo
Gobierno Principado de Asturias
Museo Arqueologico de Asturias
Fundación Marqués de Vistalegre
Piloña Tierra de Asturcones
Ayuntamiento de Piloña